Cuidado de Prendas

Las prendas de ciclismo seguro que son las que más sufren de todas las que tenés en tu armario. Tanto jersey como calzas, mangas, chalecos, etc deben soportar nuestra transpiración, las inclemencias del tiempo, el barro y todo tipo de manchas que se producen cuando rodamos por ruta o montaña, pero a la vez queremos que nos duren el máximo tiempo posible en las mejores condiciones posibles ¿cómo se hace? ¿cómo se lava la ropa de ciclismo?

1. Lava tu ropa por separado.

Lo mejor sería que la ropa de ciclismo no se lave junto con el resto de ropa de diario, ni con toallas o ropa de casa. Los colores y los acabados que se usan en la ropa ciclista pueden dañar o verse dañados al lavarse con el resto de ropa 100% algodón.

2. Lavar a mano, nunca laves en seco.

Existen algunos productos de lavado que permiten que ciertas prendas se limpien en seco, pero  esta técnica es totalmente dañina para la ropa ciclista. Puedes lavar la ropa de ciclismo en lavarropas (no es muy recomendable) o a mano pero nunca lo hagas en seco.

3. Utiliza siempre agua fría.

El calor es un mal aliado de las prendas técnicas, puede hacer que pierdan propiedades o incluso que se encojan. Cuando laves tu ropa de ciclismo en ningún caso lo hagas con agua por encima de los 30º. Además, te recomendamos que utilices bolsas de lavado en caso de utilizar lavarropas.

4. Enjuaga con abundante agua.

Una de las cosas mas importantes es dar un buen y abundante enjuagado para que no quede ningún rastro de detergente en la ropa.

5. No centrifugues la ropa de ciclismo.

Los centrifugados de los lavarropas actuales suelen ser bastantes suaves y no deberían perjudicar tu ropa de ciclismo, en cualquier caso es mejor que el agua sobrante se quite de la manera menos agresiva posible. Nunca frotes ni retuerzas la ropa, eso podría dañar las fibras.

6. Usa jabones líquidos o neutros.

En el mercado existen multitud de marcas y modelos de jabones, lo mejor para estas prendas es que uses jabones líquidos y neutros.

7. Nunca utilices lavandina ni blanqueadores.

Por muy sucia que veas tu ropa nunca utilices lavandina ni cualquier otro tipo de blanqueador, sus componentes son demasiados fuertes para las fibras de los tejidos de tu ropa técnica.

8. No utilices suavizantes.

Los suavizantes, con el correr del tiempo, reducen significativamente mas rápidamente la espuma o gel de las badanas de nuestras calzas. También es posible que el suavizante cree micro-bolas de aceite que taponan los poros de las rejillas de transpiración de los tejidos técnicos.

9. Intenta no utilizar secadora.

Lo mejor sería que la ropa ciclista se seque al aire y de ser posible sin que le de el sol de manera directa, así conservaremos más tiempo los colores. Por supuesto que la secadora también está contraindicada, pero si hay que utilizarla intenta que sea con el menor calor posible.

10. No planches NUNCA tu ropa de ciclismo.

La ropa de ciclismo no tiende a generar arrugas, pero si apareciera alguna nunca planches tu ropa, podrías estropearla con el exceso calor de la plancha. Seguro que cuando la tengas puesta un rato la arruga desaparece por arte de magia.

Si con estos consejos aún te queda alguna duda lo mejor es que consultes directamente las indicaciones que trae nuestra ropa en las etiquetas.

Esperamos que con estos consejos puedas mantener tu ropa impecable durante mucho mas tiempo.